Gabriel Heinze comenzó su ciclo como entrenador de Vélez Sarsfield, en búsqueda de afinar los circuitos de un equipo que tuvo un flojo 2017 y que debe mejorar en la segunda parte de la Superliga para escaparle al descenso.

Para no perder tiempo, el “Gringo” decidió arrancar la pretemporada a fines de diciembre y se transformó en el primer plantel en comenzar las prácticas de cara a la reanudación de la competencia oficial.

Después de triunfar en el campeonato 2016/17 del Nacional B con Argentinos Juniors, Heinze tomó las riendas del “Fortín” en la Villa Olímpica y necesita abocarse en esta pretemporada principalmente en la mentalidad de sus futbolistas para cosechar puntos y salir de la incómoda posición que se encuentra el equipo en la tabla de los promedios.

Además, Vélez necesita refuerzos y es por eso que la dirigencia encabezada por Sergio Rapisarda abrochó las contrataciones del delantero Bouzat, quien llega de Boca Juniors, y del defensor Torsiglieri, jugador que regresó al club después de siete años.

Ambos futbolistas se movieron en el gimnasio y desde mañana trabajarán junto al grupo.

Los jugadores profesionales que entrenaron el primer día de pretemporada fueron: Yamil Asad, Ramiro Cáseres (regresaron de préstamos), Hernán De La Fuente, Mauricio Toni, Luis Amarilla, Matías Vargas, Nicolás Tripichio, Braian Cufré, Fabián Cubero, Francisco Ortega, Alan Aguerre, Nicolás Domínguez, Nazareno Bazan, Santiago Cáseres, Gonzalo Bergessio, Fausto Grillo, Nicolás Delgadillo, César Rigamonti, Lucas Robertone, Gonzalo Yordan, Gastón Díaz, Lautaro Giannetti y Tomás Figueroa.

El plantel continuará trabajando en la Villa Olímpica esta semana, de cara a la reanudación de la Superliga, en la que visitará a Defensa y Justicia, el sábado 27 de enero, a las 17, en Florencio Varela.