El entrenador de Temperley, Gastón Esmerado, parece no desalentarse pese a la derrota sufrida hoy ante Talleres como local y a la delicada situación de su equipo en la tabla de los Promedios. El “Gato”, que acumuló su segundo traspié consecutivo en el “Gasolero” pretende seguir luchando por la permanencia hasta las últimas consecuencias.

“Hay que seguir creyendo en nosotros porque esto es largo y este grupo está haciendo un esfuerzo muy grande para dejar al equipo en Primera División”, manifestó, y agregó que deben “estar fuertes de la cabeza”.

Además, advirtió: “Trataremos de descontarles a todos. Si no sumamos no sirve de nada pensar en los demás. Tenemos que solucionar nuestros errores para intentar sumar de a tres, o de a uno, que a la larga también sirve”.

“A los jugadores les diré que no se caiga, que va a ser duro. Uno jugó y peleó por el descenso. Tenemos que pensar en nosotros y jugar cada partido como si fuera una final”, enfatizó.

Temperley tendrá por delante dos duelos complicados, que atentan contra sus esperanzas de sacar una buena cantidad de puntos en lo inmediato: Boca como visitante e Independiente como local.

“Se vienen dos partidos dificilísimos. Trataremos de ser protagonistas en Boca con las armas que tenemos y sacar un buen resultado”, expresó Esmerado, quien confía en sacar a Temperley del fondo de la tabla de los Promedios y dejarlo una temporada más en Primera División.

Foto: Prensa Temperley