Alejandro Mazza, árbitro asistente que omitió el fuera de juego de Santiago García en el segundo gol de Godoy Cruz frente a River Plate, pidió hoy “disculpas”, y aseguró que a los árbitros nadie les dice “quién tiene que ganar y quién tiene que perder”.

“Acepto el error, pido disculpas”, lamentó su mala actuación en una entrevista con TyC Sports.

Además, intentó explicar cómo vivió la jugada desde dentro del campo de juego y por qué se equivocó.

 

“Yo me posiciono en el penúltimo jugador de River, veo que el ‘Morro” García vuelve a buscar la pelota y me quedo con la posición de él, y perdí la pelota. Quedé convencido de que había quedado habilitado”, narró.

Más temprano, el responsable de los arbitrajes en el fútbol argentino, Horacio Elizondo, había evaluado que lo de Mazza en esa jugada se debió a “un error de distracción notorio”, ya que fue “un fuera de juego muy grande”.

“Puse atención en un lugar donde perdí la perspectiva de la pelota”, admitió el juez de línea.

Luego, confió que se enteró de su error “en el entretiempo”, y que hasta le pidió perdón a Leonardo Ponzio al término del encuentro.

Lo que sí intentò dejar en claro es que “el arbitraje argentino está conducido por gente idónea, gente de bien”, ante las suspicacias que despertaron las polémicas de las últimas fechas, y que apuntan directamente a un supuesto favoritismo con Boca que hace que se perjudique al resto.

“A nosotros no nos dicen quién tiene que ganar y quién tiene que perder. Tiene que estar convencido el fútbol argentino de que el arbitraje está en buenas manos y es uno de los mejores”, aseguró.

Finalmente, ante la posibilidad de que se implemente el sistema VAR durante el próximo semestre, Mazza se mostró “convencido de que para algunas jugadas tiene que estar, por ejemplo el gol o no gol”.