El volante ofensivo de San Lorenzo de Almagro Rubén Botta se realizó hoy estudios tras la lesión que sufrió en su rodilla izquierda durante la victoria sobre Newell’s del último sábado, y se reveló que a pesar del dolor tan solo tiene “un golpe”, descartando cualquier diagnóstico más complejo.

“Por lo que me dijo el doctor, es un golpe en la pata de ganso, así que tranquilo”, informó en una entrevista con TyC Sports al salir de un centro médico del barrio de Belgrano.

Más tarde, el club dio a conocer a través de su página web el parte médico oficial y los plazos de recuperación que deberá afrontar el jugador.

“En el día de hoy, Rubén Botta se sometió a una resonancia magnética que confirma la presunción diagnóstica de un esguince del ligamento colateral medial o lateral interno, con indemnidad de todas las otras estructuras, inclusive su plástica ligamentaria previa. En cuanto a los plazos, calculamos que no va a estar frente a Gimnasia La Plata y esperemos ver si podemos llegar al partido con Unión o eventualmente contra Huracán”, informó San Lorenzo.

“Estoy contento porque no tengo nada, ahora a mejorarme rápido”, dio vuelta la página ya pensando en volver a ponerse la camiseta azulgrana.

El futbolista pasa un buen momento futbolístico, ya que es el autor de los dos goles oficiales que tiene el Ciclón en el año, ambos en los últimos dos partidos, frente a Boca Juniors y Newell’s.

“El ‘Pampa’, cuando me puso, me dijo que tenía que hacer goles, y espero seguir respondiendo de la misma manera”, deseó.

San Lorenzo ganó el último fin de semana, pero sin convencer desde el juego.  De todos modos, Botta consideró que “hay tiempo para mejorar”.

“Muy pocos equipos están jugando bien, así que hay tiempo para mejorar. Tenemos que mejorar mucho, pero estamos bien”, analizó.