La voz que faltaba en medio de la polémica con los arbitrajes era justamente la del que desató la oleada más grande de suspicacias y acusaciones cruzadas tras su mal desempeño en River-Godoy Cruz, y hoy finalmente Jorge Baliño se hizo “cargo” “de los errores” cometidos en ese partido.

“De los errores me hago cargo, fueron errores”, aceptó el juez en una entrevista con TyC Sports.

Baliño reconoció que sus equivocaciones fueron “trascendentes” y aseguró que fue “la peor repercusión” de un arbitraje suyo a lo largo de su carrera.

“Me hago cargo de lo que me toque. No me voy a poner en caprichoso de no querer asumir una situación, uno se debe hacer cargo de las acciones que comete”, asumió la responsabilidad, y confió que Horacio Elizondo, responsable del referato argentino, piensa en pararlo “dos fechas”.

Sobre las dos jugadas que más revuelo causaron, dijo que en “la jugada del penal de Pratto” vio “los dos pies trastabillando solos” en el momento, aunque después, por televisión, se dio cuenta de que estaba equivocado. Y luego admitió que “la del pase de Maidana” a Franco Armani fue “una evaluación errónea”.

Baliño señaló que “el error existe” porque los árbitros son “humanos”, y se van “a seguir equivocando”, “así como se equivocan un montón de personas en un montón de rubros”.

Por eso, se molestó con las acusaciones y sospechas que pusieron en juego su honestidad y “honorabilidad”, algo que le “molesta” y le “duele”.

“Puedo entender el enojo del que defiende sus intereses, tal vez hay formas y formas. A uno no le molesta la crítica cuando es bien fundada y sobre cuestiones técnicas. A uno le molesta y le duele cuando se tergiversa el mensaje y se empieza a hablar de otras cosas que no tienen que ver con lo que uno hace. Cuando se cuestiona la honorabilidad de las personas duele un poco más”, expresó.