Dos caras hubo en el amistoso en el Metropolitano de Madrid: Por un lado se vio un equipo ambicioso y aceitado como España, y por el otro deambuló un desorganizado conjunto argentino lleno de dudas, que sufrió la ausencia de su capitán Lionel Messi, y cayó categóricamente por 6 a 1, en la previa del Mundial de Rusia.

Para Argentina, este ensayo dejó un saldo preocupante y con actuaciones deslucidas frente a un compacto y sólido equipo español, que llegó a las conquistas por intermedio de Diego Costa, Isco Alarcón, en tres oportunidades, Thiago Alcántara e Iago Aspas.

El cuadro albiceleste, que vistió de negro a tono con su actuación, descontó por un cabezazo de Nicolás Otamendi y, con el partido ya definido, presentó unos minutos al delantero Lautaro Martínez, la gran aparición del fútbol argentino que casi no participó del juego.

Si bien Argentina sufrió en varios pasajes de la etapa inicial por la movilidad y control de los españoles, contó con oportunidades, pero no las supo aprovechar para evitar irse al descanso en desventaja.

A los 7 minutos, Higuaín perdió un gol increíble frente al arco, luego de una buena maniobra por izquierda de Maximiliano Meza.

Luego, fue todo de España, que con la precisión que lo identifica se hizo dueño del encuentro y rompió la paridad en su primera jugada seria. Recuperó Andrés Iniesta y tocó para Marco Asensio, quien habilitó en el centro a Diego Costa y el delantero definió al gol, cuando iban 12. En esa jugada se lesionó el arquero Sergio Romero, que duró unos minutos más y luego fue reemplazado por Wilfredo Caballero.

España siguió siendo más, con la potencia de Asensio por izquierda e Isco por derecha. La dupla ofensiva del Real Madrid fue una pesadilla para los laterales argentinos y fue la protagonista del segundo grito en el imponente Metropolitano. Asensio controló por derecha y tiró un centro al medio para que Isco defina al gol, a los 26.

Con el 2 a 0, España siguió monopolizando el esférico, aunque Argentina, con Meza y Giovani Lo Celso mostró un circuito interesante a la hora de la generación, pero le faltó peso en el área, con un solitario Higuaín.

A siete del cierre, un preciso tiro de esquina desde la izquierda de Ever Banega encontró la cabeza de Otamendi, quien ubicó el balón al lado del palo derecho de David De Gea y descontó para ponerle suspenso al futuro del amistoso.

Pero, España se encargó de pulverizar las aspiraciones del rival, ya que liquidó el pleito en los primeros diez minutos del complemento, nuevamente dando una exhibición en el control y en la estrategia de juego asociado. A los 6, Isco recibió un centro atrás del ingresado Iago Aspas y marcó el tercero, y tres más tarde, Thiago Alcántara tomó un rebote en el área y amplió la cuenta.

Con el 4-1 se terminó la emoción del amistoso, porque España manejó a su placer el trámite, tuvo tiempo para homenajear al gran Iniesta, quien jugó en su país su último partido con el seleccionado, y Argentina no tuvo reacción a pesar de los cambios de nombres y de los ingresos de Lautaro Martínez y Pablo Pérez, entre otros.

El quinto llegó a los 28, demostrando España las falencias en la última línea argentina. El arquero David De Gea sacó de su portería y el balón le llegó a Aspas, quien le ganó a los rivales y definió ante Caballero. Un minuto más tarde, Isco recibió entrando al área y ubicó el esférico pegadito al poste derecho y decretó el 6-1.

Terminaron siendo 6, pero pudieron ser más, por la forma en que España le llegó a la Argentina cada vez que se lo propuso. Un triste baño de realidad, para un equipo argentino que, a poco del Mundial, sembró muchísimas dudas ante una potencia y dejó en claro que si existe una esperanza en Rusia dependerá exclusivamente de la inspiración de Messi.

Síntesis del partido:

España: David De Gea; Dani Carvajal, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Jordi Alba; Thiago Alcántara, Koke; Marco Asensio, Andrés Iniesta, Isco Alarcón; Diego Costa. Director técnico: Julen Lopetegui.

Argentina: Sergio Romero; Fabricio Bustos, Nicolás Otamendi, Marco Rojo, Nicolás Tagliafico; Lucas Biglia, Javier Mascherano, Ever Banega; Maximiliano Meza, Giovani Lo Celso; Gonzalo Higuaín. Director técnico: Jorge Sampaoli.

Goles en el primer tiempo: 12m Costa (E), 26m Isco (E) y 38m Otamendi (A).

Goles en el segundo tiempo: 6m Isco (E), 9m Thiago Alcántara (E), 28m Aspas (E) y 29m Isco (E).

Cambio en el primer tiempo: 21m Wilfredo Caballero (A) por Romero.

Cambios en el segundo tiempo: En la reanudación del juego, Iago Aspas (E) por Costa; 10m Saúl (E) por Iniesta y Cristian Pavón (A) por Mascherano; 13m Lautaro Martínez (A) por Higuaín; 16m Pablo Pérez (A) por Banega y Gabriel Mercado (A) por Bustos; 26m César Azpilicueta (E) por Piqué; 31m Lucas Vázquez (E) por Isco; 33m Marcos Alonso (E) por Alba; 36m Dani Parejo (E) por Alcántara; Marcos Acuña (A) por Lo Celso.

Arbitro: Anthony Taylor (Inglaterra).

Estadio: Metropolitano de Madrid, España.