Julián Laviosa, de 25 años, fue detenido el viernes por la APREVIDE en la previa del partido en Vicente López entre Platense y Tristán Suárez, en el marco de la Primera B Metropolitana, por “resistencia a la autoridad”.

Sin embargo, empleados de la empresa de seguridad “Vanguardia”, encargada de la vigilancia privada del club “Calamar”, señalaron a Laviosa como uno de los partícipes en el robo y “apretada” al plantel de Platense el pasado 20 de marzo, por lo cual el barra fue trasladado a la Comisaría local en el marco de la causa por “Robo y Amenazas, e infracción a la Ley 11.929 (Ley del Deporte)” iniciada hace 11 días y que lleva la UFI Este Vicente López, a cargo del fiscal Martín Gómez.

Por estos hechos, el organismo de seguridad de la provincia de Buenos Aires, que dirige Juan Manuel Lugones, había resuelto el lunes pasado dictarles la prohibición de concurrencia a los estadios, y concentraciones y entrenamientos de Platense, a 110 barrabravas.

En el operativo del partido de este último sábado, las detenciones de las otras 24 personas se enmarcaron de la siguiente manera: cinco por tenencia de drogas, cuatro por violar la Ley del Deporte, una por robo y 14 por resistencia a la autoridad, tomando intervención las UFI Drogas y UFI Este de Vicente López, y el Juzgado de Paz de dicha localidad bonaerense.