El Manchester United amargó hoy al Tottenham del entrenador argentino Mauricio Pochettino y le dio vuelta el partido 2-1 en Wembley para avanzar a la final de la FA Cup inglesa.

Dele Alli había adelantado a los “Spurs”, pero el United revirtió el marcador por intermedio del chileno Alexis Sánchez y el español Ander Herrera.

En el ganador no estuvieron los argentinos Sergio Romero ni Marcos Rojo, en tanto que Erik Lamela ingresó unos minutos en Tottenham.

Mañana, Chelsea y Southampton jugarán la otra semifinal y allí se conocerá al segundo finalista del tradicional torneo.