El hooker de Jaguares Agustín Creevy aseguró hoy que el histórico triunfo ante Blues, en Nueva Zelanda, “es un lindo regalo” que se hizo el equipo por el sacrificio y compromiso que tienen los jugadores en cada partido.

“Esto es un lindo regalo que nos hicimos nosotros a nosotros mismos. Entrenamos mucho y este es un lindo regalo del equipo al equipo. Y le mandamos todos un abrazo enorme a Pablito (Matera, el capitán) que esta victoria es para él también”, expresó Creevy, quien se acordó en el festejo del jugador que tuvo que regresar a la Argentina para tratarse de su lesión en el hombro izquierdo.

Y agregó: “La verdad es que estamos muy felices con esta victoria, que hay que disfrutar, pero a no sacar la cabeza del campeonato que nos queda un duro partido ante Chiefs y nos gustaría poder ganarlo”.