El entrenador de Arabia Saudita, el santafesino Juan Antonio Pizzi, lamentó hoy la muy pobre actuación de su equipo en la goleada sufrida ante Rusia en el inicio del Mundial y advirtió que es necesario levantarse rápidamente para quitarse la “sensación de vergüenza” por tan duro traspié.

“El rival se tuvo que esforzar muy poco para sacarnos una ventaja incomprensible. Tenemos que levantarnos y sacarnos esta sensación de vergüenza y pensar en el próximo partido”, sostuvo Pizzi en conferencia de prensa.

Consultado por su trabajo desde que llegó al país, Pizzi confió que vio “una evolución desde que trabajamos con el equipo pero no puedo tomar como referencia el partido de hoy porque no estuvimos ni cerca de lo que queremos hacer”.

Aún en el campo de juego, instantes después del final del encuentro, Pizzi había señalado que su seleccionado jugó “un partido muy malo”. “No pudimos competir como queríamos y el rival sin hacer grandes cosas nos ganó de una forma muy contundente. Tenemos que ver muchas cosas, sobre todo la intensidad con la que se juega en una Copa del Mundo”, lamentó Pizzi.