Inglaterra venció hoy 2-1Túnez en el Volgogrado Arena, en lo que fue la presentación de ambos en el Grupo G del Mundial de Rusia.

Harry Kane abrió el marcador para los británicos a los 10 minutos de juego, Ferjani Sassi lo empató de penal a los 34, y nuvamente Kane le dio la victoria a su equipo en el primer minuto de adición de la segunda etapa.

Parecía simple el trámite para los creadores del fútbol. La pelota era de los británicos, las chances de gol llegaban una tras otra y a los 10 minutos ya se puso en ventaja.

Tras un córner desde la izquierda, John Stones cabeceó y el arquero Mouez Hassen voló y salvó espectacularmente, pero Kane estuvo atento para tomar el rebote y abrir el marcador.

Poco hacían los africanos, que encima sufrían por la inocencia de su última línea, pero a los 32 Fakhreddine Ben Youssef fue a buscar un centro intrascendente al área rival y se llevó un manotazo infantil de Kyle Walker y el árbitro colombiano Wilmar Roldán sancionó penal.

Dos minutos más tarde, Sassi lo transformó en gol, pegándole abajo y a la derecha del arquero Jordan Pickford, que se estiró pero no llegó.

A partir de ahí, nuevamente fue todo de Inglaterra, pero acciones heroicas y la mala fortuna le negaban volver a ponerse arriba.

A los 38, Syam Ben Youssef salvó en la línea un cabezazo de Jordan Henderson. Cinco minutos después, Jesse Lingard escapó en soledad y la punteó por encima del arquero ingresado Farouk Ben Mustapha, pero el poste izquierdo le negó el gol.

En el segundo tiempo, los británicos salieron nuevamente a colonizar el territorio enemigo, pero con balas de salva. A pesar de haber tenido la pelota todo el tiempo, no generaron ni una situación clara.

Los africanos, sin prácticamente haber pateado al arco, se llevaban un punto que les sabía a triunfo. Pero los ingleses tienen a uno de esos delanteros que siempre aparecen cuando tienen que aparecer.

En el primer minuto de descuento, cuando hasta la corona de la reina temblaba por el mal resultado, tras un córner desde la derecha y un cabezazo en el primer palo la pelota le cayó justo a Kane, quien le dio la victoria a su equipo.

Túnez tendrá una difícil misión el próximo sábado frente a Bélgica, e Inglaterra buscará un nuevo triunfo al día siguiente contra Panamá.