Paulo Dybala no apareció en los borradores que se elaboraron en las inmediaciones de la concentración argentina en Bonnitsy para el debut ante Islandia, y tampoco lo hizo con vistas a un duelo con Croacia en el que el equipo albiceleste buscará encaminar su rumbo en el Mundial de Rusia.

Si eso no sucedió, seguramente, fue porque el cuerpo técnico no entregó los indicios necesarios para suponer que el delantero de Juventus podría llegar a tener minutos en algunos de esos encuentros. Por supuesto ni hablar de ser titular.

Pese a ello, Dybala trabaja, está “concentrado” en los entrenamientos. Sabe que en algún momento la posibilidad de demostrar sus condiciones le va a llegar. Y por eso “enfrenta cada práctica con esa mentalidad”.

“Nunca tuve problemas con cubrir ninguna posición”, señaló el cordobés en una conferencia de prensa en la que aclaró que no se siente unicamente relevo de Lionel Messi, porque el capitán argentino “no tiene suplentes ni en Argentina, ni en Barcelona ni en ningún club del mundo”.

Dice que jugar con Messi, a quien “todos apoyan” en el plantel, requiere de “trabajo”, de “conocerse”. Como con Gonzalo Higuaín, con quien “se llevó mejor dentro de la cancha en el último de los dos años” que compartieron en Juventus.

Claro, su declaración en la que deslizó que se superponía en la cancha, casi lo condena a quedarse sin Mundial. Pero Dybala “nunca tuvo miedo” de perderse este torneo. Incluso remarcó que ni siquiera hizo falta hablar sobre esa frase puertas adentro porque “los que quisieron entenderla bien, lo hicieron”.

“Siempre tengo la mentalidad de que voy a jugar. Tengo que estar preparado, un Mundial no es fácil”, aseguró.

Todo parece indicar que estará nuevamente en el banco de suplentes frente a Croacia, el jueves en Nizhni Nóvgorod. Un rival con “jugadores muy fuertes como Islandia, pero con más juego”.

“Van a tratar de salir a buscar el partido. Comparto equipo en Juventus con varios de ellos y son jugadores fuertes. Si salen, quizás queden más espacios para nosotros”, aventuró Dybala, quien espera, paciente, su chance de debutar en Rusia 2018.