Juan Martín del Potro completó con éxito el partido ante el francés Gilles Simon que el lunes se postergó por falta de luz y avanzó a los cuartos de final de Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada. En esa instancia, se medirá nada menos que con el número uno del ránking ATP, el español Rafael Nadal.

El tenista tandilense, cuarto tenista del mundo, tuvo que batallar ante el francés (53) durante 4 horas y 22 minutos, repartidos en las dos jornadas, para imponerse finalmente por 7-6 (1), 7-6 (5), 5-7 y 7-6 (5).

En la siguiente ronda, además de intentar igualar su mejor actuación en el césped londinense, que consiguió en 2013 al arribar a las semifinales, Del Potro buscará aprovechar la eliminación de Alexander Zverev y lograr otro objetivo por demás importante para su carrera.

Si vence a Nadal, quien se impuso en diez de los quince enfrentamientos entre ambos, el último este año en las semifinales de Roland Garros, Del Potro llegará por primera vez al puesto número 3 del ránking mundial, e igualará a sus compatriotas David Nalbandian y Guillermo Coria.

Un partido de detalles jugó Del Potro ante Simón, tanto el lunes como en la jornada de hoy, en la que se disputó el cuarto y al cabo definitivo set. Pareció encaminarse hacia el triunfo el tandilense luego de lograr un quiebre en el noveno game. Pero desperdició cuatro puntos de partido y permitió la recuperación del francés, que llevó el parcial al tie break.

El desempate comenzó adverso para el argentino, porque una doble falta lo dejó en desventaja por 2-0. Sin embargo, Del Potro se recuperó rápidamente y pudo celebrar el triunfo, gracias a una pelota a la red de Simon, con el puño bien apretado y un grito que envolvió al court número 2 del All England.

Foto: AELTC/Ben Queenborough