El presidente de la AFA, Claudio Tapia, dejó esta tarde un tendal de frases con gran valor no tanto por lo textual sino por lo que pudo leerse entre líneas. Una acumulación de palabras con la que intentó trasladarle al todavía entrenador del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, la responsabilidad de decidir sobre su futuro. El casildense, consideró “Chiqui”, debe actuar según lo que le dicte “su conciencia”.

Dijo Tapia que “hace dos días” que no habla con Sampaoli, y agregó que el técnico asumió “el compromiso” de dirigir el equipo sub 20 en el torneo de L’Alcudia. Subrayó, también, que el casildense debe cumplir su palabra, porque así lo hacen “los hombres de bien”. Le marcó claramente la cancha, y tiró la pelota al campo del entrenador santafesino, que no pudo pasar los octavos de final en Rusia 2018.

“Sampaoli tiene que ir a dirigir L’Alcudia. Los hombres de bien cumplen su palabra y él la dió”, manifestó “Chiqui” al salir de la sede de la AFA. Y recordó que el  cuestionado entrenador, quien firmó en 2017 un vínculo por cinco años, “tiene contrato y si lo quiere disolver tendrá que avisarnos a nosotros”.

Según manifestó Tapia, no establece una comunicación directa con Sampaoli desde el miércoles, día en que se habría producido el quiebre definitivo. Despedirlo significaría desembolsar una cantidad de dinero que la AFA, ahora, evaluaría desembolsar para librarse del técnico santafesino. De todos modos intentaría que el impacto sea el menor posible.

Por lo pronto, el abogado de Sampaoli, Fernando Baredes, llegó esta mañana al país y también resaltó que el técnico “tiene contrato” con AFA.

“¿Cómo te imaginás que va a terminar esto?”, le preguntaron a un Tapia que, ya subido a un vehículo que lo esperaba sobre la calle Viamonte, fue tajante. “(Sampaoli hará) lo que su conciencia le diga”, deslizó.

“Cada uno sabe lo que tiene que hacer. Yo trato de dormir tranquilo siempre y hacer lo que corresponde”, enfatizó Chiqui. Casi todo dicho.