Leonel Pernía se reencontró con el triunfo en el circuito callejero de Santa Fe, al imponerse esta noche en la primera de las dos carreras que Súper TC2000 programó para este fin de semana, en el marco de la octava fecha del campeonato.

El piloto tandilense largó segundo tras culminar en esa posición en la clasificación y perdió una ubicación en los primeros giros, pero fue paciente y se llevó el premio mayor en una competencia nocturna cuyo inicio estuvo marcado por la incertidumbre, debido a las condiciones climáticas adversas que imperaron en la capital provincial.

Pernía logró su cuarta victoria en el callejero santafesino (las dos de 2009 y la nocturna de 2013), escoltado por su compañero en el equipo Renault Sport, el santafesino Facundo Ardusso, actual campeón de la categoría y quien recuperó terreno valioso en el campeonato en relación a un Agustín Canapino que no pudo terminar la carrera.

En los primeros diez giros el protagonismo se lo robó el cordobés Facundo Chapur, quien superó en los primeros dos giros con su Citroën C4 Lounge a los Renault Fluence de Ardusso y Pernía para quedar segundo, a la cola del Chevrolet Cruze de Canapino.

Luego de apenas tres vueltas desde que se colocó segundo, Chapur logró generar las condiciones propicias para atacar a Canapino y consiguió superarlo, aunque la maniobra no fue gratuita, porque dejó a su unidad herida.

Es que en la porfía por la posición de privilegio, Canapino fue al roce y tocó al vehículo de Chapur a a altura de la rueda delantera derecha, antes de seguir de largo en una variante y resignar cualquier chance de alcanzar la victoria, tras alzarse por la tarde con la pole position.

Cinco vueltas duró en la delantera en la delantera en la delantera Chapur con su auto dañado, hasta que “el piso se metió abajo de la rueda y siguió derecho”, según explicó el director técnico del Citroën Total Racing, Javier Ciabattari, y el cordobés impactó contra uno de los muros que delimitaron el circuito.

Quedaron entonces en la delantera Pernía y Ardusso, compañeros de equipo que, contra todos los pronósticos, protagonizaron una disputa por la punta en la vuelta 14, cuando ganó el tandilense para permanecer en la delantera, con Néstor Girolami expectante desde el tercer lugar con su Peugeot 408.

Los pilotos de la marca del rombo decidieron luego marchar armoniosamente hasta la bandera de cuadros. Detrás, Matías Rossi sorprendió con su Toyota Corolla al “Bebu” Girolami y se adjudicó una tercera posición que le permitió quedar tercero en el campeonato junto con el ganador de esta carrera.

Canapino mantuvo el liderazgo del torneo con 133 puntos, pero ahora con apenas 4 unidades de distancia sobre Ardusso y 10 de luz en relación a Pernía y Rossi.

La octava fecha proseguirá mañana con una prueba de tanques llenos y posteriormente la segunda clasificación del fin de semana, con vistas a la final diurna programada para las 12.05, a 24 vueltas.