San Lorenzo mantuvo su condición de único invicto del torneo Súper 20 de básquetbol al superar esta noche en la Bombonerita a Boca Juniors por 85-79, en un encuentro en el que estuvo lejos de mostrar su mejor versión.

A la hora de mencionar los factores que condujeron a San Lorenzo a esta nueva victoria, la quinta del torneo, habrá que mencionar tres: el segundo tiempo de Dar Tucker (finalizó los dos primeros cuartos con 6 puntos, y en los segundos veinte minutos convirtió 16), la defensa implementada a partir del segundo cuarto (donde se destacó como siempre Jerome Meyinsse), y el aporte de los suplentes (36 puntos).

La combinación de estos tres factores ayudó a encarrilar un primer cuarto bastante malo del equipo de Boedo, porque después de estar 4-2 arriba en el marcador, el equipo perdió la brújula (el “Penka” Nicolás Aguirre no tuvo una buena noche, a pesar sus 8 asistencias y 5 rebotes) tanto en defensa como ataque.

Y esa defección de San Lorenzo fue muy bien aprovechada por Boca. Si bien el equipo dirigido por Guillermo Narvarte cometió errores, tuvo en Adrián Boccia, el estadounidense Roquez Johonson y el cubano Jasiel Rivero a los hombres que le permitieron dominar el desarrollo del juego.

Así Boca ganó el primer cuarto por 21-12, y amenazó con extender su superioridad. Pero eso no sucedió. A pesar de no mostrar el mismo nivel de otros partidos, a San Lorenzo le alcanzó con afirmarse en defensa, y la aparición de José Vildoza (8 puntos), y el uruguayo Mathias Calfani para emparejar el juego.

Los primeros veinte minutos terminaron igualados en 33, pero a partir del inicio del tercer cuarto San Lorenzo comenzó a dominar el desarrollo del juego porque a la presión defensiva se le sumó la capacidad goleadora de Tucker, y todo eso resultó demasiado para un Boca que no encontraba regularidad

Boca se mantuvo en juego gracias a Boccia (su goleador con 21 puntos), más el aporte que hacían por momentos Johnson (12), Rivero (13), y Alejandro Konsztad (11), pero estos tres se diluyeron en los momentos claves del partido, y así fue imposible pelearle el partido a San Lorenzo.

Foto: Prensa San Lorenzo