El seleccionado de fútbol de Argentina tiene un último desafío que afrontar en Arabia Saudita, en el marco de la fecha FIFA: el amistoso del próximo martes ante Brasil.

Después de la goleada ante Irak, los futbolistas del conjunto albiceleste comenzaron a trabajar hoy en el complejo deportivo de Al Hilal, con vistas al clásico sudamericano que, en esta oportunidad, se trasladará a tierras árabes.

Con vistas a ese partido en el estadio King Abdullah Sports City de la ciudad de Yeda, el entrenador interino del elenco argentino, Lionel Scaloni, deberá determinar con qué jugadores y con qué sistema táctico utilizará.

Lo concreto es que algunos nombres no se repetirán en relación al juego con Irak, pero Scaloni debe resolver quiénes serán los que sí volverán a estar. En ese último listado tiene casi un lugar asegurado Sergio Romero.

Entre los ingresos, podrían contarse los de Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico, Giovani Lo Celso y Mauro Icardi, sin minutos en el duelo en Riyadh. También podrían hacerse un lugar Rodrigo Battaglia, de buen partido ante Colombia, y Angel Correa, quien quedó fuera de ese encuentro, el segundo de la era Scaloni, por una lesión.

Foto: Prensa Selección Argentina

En una decisión que podría ser contraproducente si lo que se pretende es dotarlos de mayores exigencias, pero también de confianza con la camiseta nacional, Paulo Dybala, de gran segundo tiempo con Irak, y Lautaro Martínez, autor del primer gol, podrían quedar fuera de los titulares, dependiendo del esquema que utilice el entrenador.

Lo cierto es que la formación se definirá a medida que se acerque el día estipulado para el sexagésimo amistoso frente a Brasil.