El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, reconoció este mediodía antes de viajar a Brasil que el club apelará la sanción que Conmebol le impuso a su entrenador, Guillermo Barros Schelotto, aunque se mostró escéptico en cuanto a una respuesta favorable de aquel organismo continental.

“Apelamos porque es de forma, pero no creo ni que nos contesten. No creo que llegue la respuesta para mañana”, admitió el titular “Xeneize” momentos antes de emprender el vuelo hacia San Pablo, donde mañana, sin su técnico en cancha y con Gustavo Barros Schelotto como reemplazo, buscará defender el 2-0 de la ida ante Palmeiras para acceder a la final de la Copa Libertadores.

A Angelici se lo vio comprensivo pese a ser perjudicado por aquel castigo: “Todos los equipos, cuando entramos a los torneos internacionales, firmamos un reglamento y es claro”.

“La verdad no controlo el tiempo, si habrá sido un minuto, dos o un segundo. Pero son sanciones que están dentro del reglamento”, amplió.

Por último, consideró que “en estas etapas podría haber una tolerancia”, aunque insistió con que está de acuerdo con que “las reglamentaciones están para cumplirlas”.