De a uno se fueron cayendo los rivales en el campeonato de Facundo Ardusso en los “200 Kilómetros de Buenos Aires” de Súper TC2000. Por si fuera poco, para explotar al máximos todas aquellas desgracias ajenas, el piloto santafesino se despachó con un triunfo de punta a punta junto a Mariano Altuna en el autódromo “Oscar y Juan Gálvez” y quedó con grandes posibilidades de defender su corona en la última fecha.

La pole position en la clasificación del sábado le permitió a Ardusso poner a su Renault Fluence en la primera fila de la grilla de partida de la competencia que se debió disputarse sobre 60 vueltas en el dibujo número 8 del trazado porteño, pero que se completó por tiempo, pese a no sufrir neutralizaciones.

Con Altuna al volante, la unidad del equipo Renault Sport impuso las condiciones de la carrera desde la primera curva y se sostuvo en la delantera pese a la persecución en el inicio de un peso pesado como José María López, a bordo del Toyota Corolla de Matías Rossi.

El abandono del piloto de Del Viso, con Ardusso ya a bordo de su Fluence, no hizo más que allanarle el camino hacia la victoria al “Flaco” de Las Parejas, escudado en la posición de escolta de su compañero de equipo Emiliano Spataro, quien hizo dupla con “Josito” Di Palma.

Los abandonos de Agustín Canapino y Leonel Pernía, con problemas en la transmisión del Fluence que compartió con Norberto Fontana, podían aliviar o llenar de presión al piloto de Las Parejas en la mitad final de la competencia.

Finalmente, la segunda opción fue la que tomó Ardusso, quien se encaminó sin problemas hacia el triunfo en el “Coliseo” porteño, recuperó la cima del torneo de pilotos en un momento clave del certamen y le permitió al Renault Sport asegurarse el título del campeonato de marcas.

“Tenía mucha fe por lo que podíamos hacer en conjunto. Se venían negando los ‘200 kilómetros’ pero tenía fe de que podíamos llevarnos todos los puntos. Hicimos una estrategia perfecta y los mecánicos hicieron un cambio de gomas impresionante. Estoy feliz por lo que salió”, afirmó Ardusso tras la victoria.

Altuna, por su parte, vivió con tensión la parte de la carrera que tuvo que seguir desde boxes. Los continuos abandonos de los rivales no lo dejaban tranquilo. “Los fierros son muy ingratos a veces”, explicó.

“Se venía negando esta carrera, hace mucho que la quería ganar y más con Facu, que es el campeón y queda bien parado en el campeonato”, agregó el piloto de Lobería.

La alegría no fue completa para la marca francesa, únicamente, porque se le escapó el 1-2 en los últimos metros, cuando Spataro sufrió la rotura de su neumático delantero izquierdo y se vio obligado a abandonar.

El cordobés Facundo Chapur, con el Citroën C4 Lounge que compartió con su coterráneo Marcelo Ciarrochi y que largó octavo, heredó la segunda posición, mientras que el tercer escalón del podio quedó en poder del mendocino Julián Santero, quien manejó un Toyota Corolla junto al uruguayo Santiago Urrutia.

La última fecha en el autódromo “Oscar Cabalén” de Alta Gracia, el 25 de este mes, definirá el campeón. Ardusso llegará con buenas chances de repetir, porque comenzará esa cita decisiva con 23 puntos de ventaja sobre Canapino, su único rival por el título.

Foto: Renault Sport.