Representantes de River Plate y Boca Juniors, y de la Seguridad Nacional y de la Ciudad mantuvieron hoy una reunión para acordar pautas en el operativo que se montará el sábado en La Bombonera, en el partido de ida de la final de la Copa Libertadores de América.

Habrá 1.500 efectivos de policía de la Ciudad y Federal, más el aporte que hará la Gendarmería y la seguridad privada de Boca, dispuesta para los ingresos y tribunas del estadio.

Las puertas de La Bombonera se abrirán a las 13, cuatro horas antes del pitazo inicial del encuentro, para que los fanáticos puedan llegar con tiempo y ubicarse en sus lugares.

En representación del Ministerio de Seguridad de la Nación estuvieron Gerardo Milmann (Jefe de Gabinete) y Guillermo Madero (Director Nacional de Seguridad en Espectáculos Públicos); en tanto que por la Ciudad se hicieron presentes Juan Pablo Sassano (Subsecretario de Seguridad Ciudadana), Valeria Sikorsky (Directora General de Coordinación Operativa),
Horacio Marot (Comisionado Mayor, Jefe Departamento de Seguridad de Espectáculos Públicos de la Policía de la Ciudad) y Raúl Arancibia (Bomberos de la Ciudad).

Hugo también agentes de CONMEBOL y administradores de los estados de River y Boca.