El problema de las lesiones tiene a maltraer al plantel de Rosario Central, y así lo explicó el entrenador Edgardo Bauza, ya que a las bajas confirmadas de Matías Caruzzo, el uruguayo Diego Arismendi y Marco Ruben para el partido del viernes contra Atlético Tucumán, están en duda el colombiano Oscar Cabezas y Germán Herrera, quienes trabajaron de forma diferenciada.

“Estamos bajando el ritmo de las cargas para que los jugadores lleguen bien. Hay varios lesionados, así que vamos a esperar veinticuatro horas más para ver cómo responden y poder tener el equipo”, expresó el técnico en conferencia de prensa.

Sobre el rival de turno, comentó: “Nos toca jugar contra un equipo peligroso que ataca con mucha gente y mete mucha presión, será un partido duro desde lo físico y lo táctico. Yo conozco a su técnico, siempre son ordenados sus equipos”.

Cabe recordar que después, Central jugará la semifinal de la Copa Argentina, el domingo 18 de noviembre, ante Temperley, en Córdoba.

“Lo que viene va a depender de nosotros, si hacemos un buen partido vamos a tener posibilidades de llegar a la final de Copa Argentina y tendremos el tiempo necesario para preparar ese partido. Cuando caemos en lo futbolístico le damos la chance al rival que nos domine”, reflexionó.

Una alineación tentativa sería con Jeremías Ledesma; Gonzalo Bettini, Cabezas o Gómez, Marcelo Ortiz, Alfonso Parot; Washington Camacho, Néstor Ortigoza, Leonardo Gil, Federico Carrizo;  Herrera o Maximiliano Lovera y Fernando Zampedri.