Pablo Álvarez celebró hoy el buen momento futbolístico que atraviesa Huracán, que ganó seis de sus últimos siete partidos y marcha tercero en la Superliga Argentina de Fútbol.

“Estoy muy contento por este presente en el club y en lo personal. Es un claro reflejo de cómo se viene trabajando desde hace tiempo. Estar peleando los primeros puestos habla de lo bien que se están haciendo las cosas”, destacó el polifuncional defensor en una entrevista con TyC Sports.

De todos modos, advirtió que el Globo tiene que mantener la “humildad” porque “aún no se ha logrado nada”.

“Tenemos que seguir manteniendo este mismo nivel de trabajo, con mucha humildad. Aún no se ha logrado nada y los objetivos como plantel son muy claros”, indicó.

Ante la baja de Christian Chimino, quien se hizo amonestar durante la victoria sobre Lanús para llegar a la quinta amarilla y poder estar en el clásico ante San Lorenzo de Almagro, Álvarez pasaría a ocupar el lateral derecho frente a Godoy Cruz, el próximo domingo.

Además, lamentó la lesión del colombiano Andrés Roa, que ya fue descartado para el duelo barrial con el Ciclón.

“Es un jugador muy importante para nosotros, nos genera fútbol. Lo vamos a extrañar, y mucho”, concluyó.