El desquite de la final de la Copa Libertadores de América entre River Plate y Boca Juniors del sábado 24 de noviembre, en el estadio Monumental, tendrá la presencia de lujo del presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

El máximo dirigente del fútbol mundial seguramente participará de la ceremonia de premiación, ya que será un duelo histórico entre los dos colosos del fútbol argentino.

Además, esta definición tendrá por última vez una final con dos partidos, ya que desde la edición 2019, la Copa Libertadores conocerá al campeón a un encuentro en cancha neutral.