Daniel Angelici dejó hoy en claro que “la Copa Libertadores es la obsesión” para todos los hinchas de Boca Juniors, y todos los xeneizes van “a dar todo para que se quede en el club”.

“Vinimos de menor a mayor y llegamos a la final de Copa Libertadores, que es muy difícil. Pero ahora que llegaste a la final, como dice la hinchada, la Copa Libertadores es la obsesión. Si bien hemos salido bicampeones del fútbol argentino, sabemos que esta Copa es lo más importante, y vamos a dejar todo para que quede en el club”, aseguró el presidente del club de la ribera en una entrevista con TyC Sports.

Sobre el primer cruce, que será en La Bombonera, destacó que el equipo de Guillermo Barros Schelotto tendrá la posibilidad de “contar con el aliento que caracteriza a la gente de Boca, que es inigualable”.

“A este partido tienen que salir absorbiendo el apoyo de la gente y transormándolo en positivo.Tienen que entrar tranquilos y concentrados, entregando lo mejor. Estamos confiados. Les hago llegar a mis jugadores mis felicitaciones y el orgullo, porque están en otra final”, les envió un mensaje a los futbolistas.

En cuanto a cómo imagina el desarrollo del juego, lamentó que aparentemente la lluvia se hará presente durante el día.

“Va a ser un partido muy estudiado, muy friccionado. Los pronósticos dan lluvia, es una pena porque se desvirtúa un poco. Firmaría cualquier resultado positivo”, indicó el “Tano”.

No fue un día tranquilo en el club, porque un grupo numeroso de hinchas se hizo presente para reclamar por haberse quedado sin entradas en la primera tanda que salió a la venta, y porque no se aplicó el filtro que se suele utilizar para el torneo local.

“Era previsible. En este tipo de partidos no hay Bombonera que alcance. El total de carnets que vamos a habilitar para populares son 29 mil, entonces, teniendo 90 mil socios activos con posibilidad de entrar, siempre van a quedar muchos afuera. Hoy acá en el club no tienen nada que hacer, tienen que esperar a las 19 para poder entrar a la página”, les respondió ante las cámaras, desde su despacho presidencial.

Angelici reveló que tomó “la decisión de sacar el filtro para darles la posibilidad a todos los socios”, aunque lamentó no poder “resolver el malestar de los miles y miles de socios que no van a poder ingresar”.

“En la Copa siempre hemos cobrado el adicional y nunca hemos aplicado el filtro. Con filtro o sin filtro, yo sé que queda mucha gente afuera, y que la gente no hay razones que pueda entender”, agregó.

Por eso, insistió en que “en vez de perder energía acá, hay que ponerse en la computadora a las 19 y tener esa cuota de suerte para conseguir una de las entradas”.

Por eso, finalmente volvió sobre su idea de construir un nuevo estadio, con mayor capacidad.

“Boca necesita un estadio para, mínimo, 80 mil personas, tenemos que ir a ese debate. Yo el año próximo termino, así que puedo dar ese debate sin intereses políticos. Tenemos un grave problema de capacidad, todos los años tenemos que ir sentando al 10 por ciento del público”, concluyó Angelici.