Eduardo Domínguez está visiblemente incómodo con el presente futbolístico de su equipo, pero también dejó en claro hoy que se siente molesto por algunos aspectos que le corresponden a la dirigencia. Ese combo hizo que hoy pusiera en duda su continuidad en Colón de Santa Fe hasta el final del contrato que firmó hasta mediados de 2019.

“No tengo ganas de estar por estar. Si fue bueno o no mi trabajo, es otra historia. Pero yo no me siento cómodo si el hecho es estar por estar. Hay cosas que no voy a hacer públicas, pero se las comenté a Vignatti. Hay cosas que se pueden hacer y no se hacen, y hay otras que son difíciles de cambiar. Me da la sensación de que hay cosas en las que podemos crecer y que cuestan más de lo normal. Cuando uno quiere cambiar una creencia, una mentalidad o situaciones que se hicieron costumbre, se hace difícil. Nos acostumbramos a lo fácil o a lo que está instaurado en un lugar”, manifestó el entrenador en una entrevista con Radio Sol, de Santa Fe.

En ese sentido, confió que aún no planificó la pretemporada a pesar de que tiene el cargo asegurado hasta el final de la actual Superliga.

“Todos dependemos de los resultados. Hay un contrato, pero yo no me ato a los contratos. Si estoy cómodo y con toda la energía para seguir, buscaré seguir. Pero si la otra parte no está interesada en seguir, ¿para qué voy a forzar una situación?. Y lo mismo, si uno puede cambiar y seguir mejorando, creciendo y no quedarme por quedarme, seguiré con todo el entusiasmo que tuve hasta hoy. Pero no voy a forzar una situación”, explicó.

Para Domínguez, “si no va, no va”, más allá de que le “gusta respetar y cumplir” los contratos.

“Estoy enfocado en ganar el fin de semana y así sucesivamente. Cuando finalice el semestre, nos sentaremos, evaluaremos y haremos el mea culpa de todo, de lo que pasó y lo que se puede mejorar. Si estamos en la misma sintonía, vamos para adelante. Y si no, ¿para qué forzar situaciones si no vamos a estar en la misma sintonía? Yo quiero que sigamos creciendo como institución”, continuó.

El técnico aspira a que el objetivo sea “estar entre los primeros cinco lugares”, y “a eso lo debe entender el club”.

Foto: Pablo Aharonian / IAM Noticias