El chileno Roberto Tobar, árbitro de la primera final de la Copa Libertadores entre Boca y River, recorrió esta mañana el campo de juego de La Bombonera, escenario de ese encuentro, para comprobar su estado después de la postergación del sábado a raíz del anegamiento sufrido por las lluvias.

La terna arbitral inspeccionó el estado del césped e hizo rodar la pelota, junto a autoridades de la Conmebol y del cordobés Héctor Baldassi, integrante de la Comisión de Arbitros de ese organismo.

Como el campo de juego está en condiciones, la lluvia cedió y el pronóstico indica lluvias pero de menor intensidad que las del sábado, se estima que a las 16 se dará inicio al primer superclásico.

Los trabajos continúan este domingo en La Bombonera. Foto: Prensa Conmebol