La sanción que le impuso la Conmebol le impidió al entrenador de River, Marcelo Gallardo, acompañar al plantel en la primera final de la Copa Libertadores que disputó esta tarde ante Boca en La Bombonera.

El “Muñeco” siguió las alternativas del encuentro en el Monumental y una vez consumado el 2-2 en la cancha de su clásico rival, salió a una especie de balcón y se sumó a los cantos de los hinchas que vieron el partido en la confitería del estadio “Millonario”.

“En la cancha de River, vamos a ganar y la vuelta…y la vuelta vamo’ a dar”, se escuchaba bien fuerte en Núñez cuando Gallardo se sumó con el clásico movimiento de cancha de su brazo derecho y un puño bien apretado, para luego volver a introducirse en una de las oficinas.

En La Bombonera, el técnico riverplatense fue reemplazado por su principal colaborador, Matías Biscay.

Foto: Tony Gómez / Archivo IAM Noticias