El plantel de River Plate fue recibido hoy en el estadio Monumental por una multitud, que destacó el empate 2-2 conseguido en La Bombonera ante Boca Juniors y que se mostró a puro optimismo para el desquite de la final de la Copa Libertadores de América del sábado 24 de noviembre.

Una de las ventanillas del ómnibus riverplatense sufrió un piedrazo en su camino de La Bombonera al Monumental, aunque ningún jugador sufrió heridas al romperse el vidrio.

Los hinchas cantaron junto a los jugadores y esperan festejar el 24 de noviembre la conquista de la cuarta estrella continental.