El santafesino Leandro Marelli y el estadounidense Otto Black comparten la punta del 113 Abierto de la República de golf, tras realizar ambos una ronda inicial en el Club Pilará con 66 (-6) golpes.

“Pegué muy bien, como lo vengo haciendo este año, y pude aprovechar las que dejé cerca del hoyo. El viento fue un factor clave, especialmente en los hoyos finales donde por suerte pude mantenerme sin cometer muchos errores. Es una cancha que conozco mucho, se adapta muy bien a mi juego y es una ventaja también jugar en casa”, comentó Marelli.

Por su parte, Black expresó: “Hoy traté de hacer todo simple, no arriesgar de más y acertar todos los fairways posibles. El águila del 1 (su hoyo 10) me dio un impulso y cerré de gran forma con otros tres birdies”.

Ambos punteros superan por una unidad al mexicano Isidro Benítez y al correntino Ricardo González, quien sostuvo: “Estoy muy contento por la ronda que hice en una cancha tan difícil como esta, pero que me sorprendió lo linda que es, los fairways y los greens están impecables. Es una motivación extra el premio para el ganador de poder ir a jugar el Open Championship, pero también lo es este campeonato que es el que me falta ganar de los grandes de Argentina. Arranqué de la mejor manera y espero seguir así”.

Por su parte, el cordobés Angel “Pato” Cabrera, uno de los favoritos a llevarse el certamen, no tuvo un buen comienzo y firmó 75 (+3), en el puesto 88.

“Venía bastante cómodo, pegando bien y en la vuelta hice dos doble bogeys y arruiné el día. Pero bueno, así es el golf, estoy con bronca, pero mañana tengo que jugar como lo hice al comienzo”, dijo el oriundo de Villa Allende.

Mañana, se jugará la segunda ronda de este torneo, que pertenece al PGA Tour Latinoamérica y que repartirá 175 mil dólares en premios.