El entrenador de Rosario Central, Edgardo Bauza, es palabra autorizada para hablar de la Copa Libertadores por haberse consagrado campeón de ese torneo con Liga de Quito, en 2008, y con San Lorenzo, en 2014. Al ser consultado por la final que disputarán River y Boca en Madrid el domingo, el “Patón” no anduvo con vueltas y calificó la mudanza como “una vergüenza”.

“Es una vergüenza que una final de Libertadores se juegue en Madrid, no lo entiendo. Busquen alternativas, que se juegue sin gente, no sé. pero es un negocio que terminó no siendo eso”, señaló el ex conductor del seleccionado argentino.

En diálogo con TyC Sports, Bauza cuestionó: “Qué hubiese pasado si River y Boca se plantaban, aunque con Conmebol nunca se sabe”.

“Creo que River y Boca podrían haber hecho más fuerza, o por ahi lo hicieron”, concluyó el técnico del elenco rosarino.