El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, expresó hoy su tristeza por tener que viajar “12 mil kilómetros para jugar esta final” de Copa Libertadores de América ante River Plate, en el estadio Santiago Bernabéu, de Madrid.

“Es extraño estar en Madrid y jugar una final de Copa tan lejos de nuestro país, pero las distintas circunstancias hizo que la CONMEBOL decidiera esto. Ahora debemos adaptarnos rápidamente y desde mañana empezar a entrenar”, declaró el dirigente desde Madrid por Radio Continental.

Y agregó: “Estoy triste como argentino porque se estropeó una fiesta. Esto te saca del foco, del eje. Es triste viajar 12 mil kilómetros para jugar esta final”.

Angelici afirmó que Boca espera la respuesta de la CONMEBOL a su apelación, tras el fallo del Tribunal de Disciplina, y adelantó que continuarán con su reclamo en el Tribunal del TAS.

“Lo legal sigue, ya hicimos la apelación y mañana tendríamos una respuesta. Si no es favorable iremos al TAS, el club tomó la decisión que seguirá todas las instancias”, apuntó.