El plantel de River Plate partió hoy rumbo a Madrid, donde el próximo domingo jugará el segundo partido de la final de Copa Libertadores frente a Boca Juniors.

Escoltado por un gran operativo policial y sin banderazo de los hinchas millonarios, el micro condujo a la delegación hacia el aeropuerto de Ezeiza, donde los representantes del club de Nuñez abordaron un chárter sin hacer contacto con la prensa.

River llegará a Madrid cerca de las 6 de mañana, hora española (las 2 de Argentina) y descansará para entrenar desde las 18 en la ciudad deportiva de Real Madrid de Valdebebas.

La práctica será a puertas abiertas para la prensa y se esperan declaraciones de los protagonistas.

Las dudas de Marcelo Gallardo pasan por los estados de los que llegan con molestias físicas. En ese sentido, Juan Fernando Quintero y Rodrigo Mora avanzaron en sus recuperaciones. Ignacio Scocco, por su parte, está cada vez más lejos de llegar en condiciones al trascendental encuentro.