Hace dos partidos que ni siquiera puede formar parte de los suplentes, pero ante San Martín de San Juan, aparentemente, se cortará esa racha. Es que Gustavo Bou parece haber dejado atrás el problema muscular en el gemelo izquierdo que lo alejó de los compromisos ante Banfield y Talleres de Córdoba, y se ilusiona con entrar en la consideración del entrenador de Racing, Eduardo Coudet, para el choque de este domingo.

El apodado “Pantera”, que jugó por última vez en el clásico de la décima fecha de la Superliga ante San Lorenzo, hace más de un mes, trabajó hoy a la par de sus compañeros en el predio Tita Matiussi.

Allí, como todos, realizó una rutina de movilidad con pases y tareas de presión en espacios reducidos y luego, según se informó oficialmente, realizó ejercicios con pelota de siete contra siete, y circuito de salidas, de desbordes y de definición.

En relación al equipo que le ganó a Talleres en Córdoba, el regreso de Renzo Saravia por Iván Pillud es una modificación que “Chacho” Coudet seguramente realizará. El resto de la formación no variaría demasiado, aunque seguramente terminará de delinearla mañana, en el entrenamiento que el plantel realizará por la tarde.

En el último partido del año, programado para el domingo a las 21.30 en el Cilindro, Racing intentará vencer a San Martín de San Juan para terminar 2018 con al menos cinco puntos de ventaja sobre sus escoltas.