Después de disfrutar de unas merecidas vacaciones luego de una temporada en la que logró objetivos importantísimos en el circuito ATP, como alcanzar el tercer lugar en el ránking y consagrarse campeón en Indian Wells, el bonaerense Juan Martín Del Potro volvió a trabajar esta semana con el objetivo de recuperarse más temprano que tarde de la fractura en la rodilla que le impidió terminar el año dentro de una cancha.

El tenista tandilense continúa con los trabajos de “rehabilitación y doble turno de trabajo físico en gimnasio y pileta”.

Según informó a través de su agente de prensa, “los médicos están muy conformes con los progresos de la recuperación de la fractura de rodilla sufrida hace casi dos meses”.

Del Potro, de esta manera, se prepara para volver con todo en 2019. En esta temporada, en la que terminó en el puesto cinco por tercera vez en su carrera, el tandilense clasificó al Master de Londres pero no pudo participar por aquella lesión.