Los Leones consiguieron hoy el primer objetivo con el cual llegaron a la India para jugar el Mundial: clasificarse a los cuartos de final.

Y esa meta ya estaba en sus manos antes de ingresar a jugar su partido por la última fecha ante Francia, gracias al 2-2 entre España y Nueva Zelanda en el encuentro previo.

Sin embargo esa clasificación previa pareció jugarle en contra a Los Leones porque jugaron mal y sufrieron su primera derrota en el torneo al caer sin atenuantes ante Francia por 5-3, en un partido que se llevó a cabo en el Kalinga Stadium, de Bhubaneswar.

El arquero Juan Manuel Vivaldi y Gonzalo Peillat resultaron los jugadores más destacados en el equipo que dirige Germán Orozco. El primero, con varias intervenciones, evitó que el resultado fuera aún más negativo; mientras que el defensor con dos goles (44 y 48 minutos, el otro lo convirtió Lucas Martínez, a los 24), maquilló el marcador.

La explicación a esta sorpresiva derrota hay que buscarla en la muy mala actuación de la selección en el segundo cuarto, el cual terminó perdiendo 4-1, con goles de Hugo Genestet (18m.), Víctor Charlet (23), Aristide Coisne (26), y Gaspard Baumgarten (30) para Francia, y descuento de Martínez.

Los quince minutos del segundo cuarto mostraron a un seleccionado argentino totalmente desconcentrado, que prácticamente no atacó (al gol de Martínez habrá que sumarle apenas un remate más), y no defendió, literalmente.

Los defensores argentinos miraban, y los franceses aprovecharon cada ocasión para mandar la bocha al fondo del arco defendido por Vivaldi.

Los goles de Peillat pusieron a Los Leones a tiro del empate, pero a los 54 minutos el tanto conseguido por Francois Goyet le bajó la cortina al partido.

El seleccionado irá en busca de un lugar en las semifinales el próximo miércoles, cuando a partir de las 8.15 de la Argentina, se enfrente al ganador del partido que sostendrán Nueva Zelanda (tercero Grupo A) contra el segundo del Grupo B (aún por definirse).

Foto: Federación Internacional