El director técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, expresó hoy su desilusión por perder la semifinal del Mundial de Clubes en Emiratos Árabes, aunque resaltó que ese resultado “no mancha” la consagración frente a Boca Juniors de la Copa Libertadores de América.

“Lamentablemente no pudimos conseguir el objetivo de ganar el partido que era el deseo de todos nosotros. El gran tema era saber cómo hacíamos para enfocarnos después de semejante logro sin sufrir con esa problemática, porque ganas y entusiasmo había, el tema era la concentración para jugar un partido ante un rival que en los papeles era inferior”, comentó el entrenador.

Y subrayó: “Se tiene que seguir de festejo porque lo que se logró fue histórico y no se mancha con esta derrota”.

“Es normal que pase esto, todos estábamos en una situación de felicidad y algarabía que había que diferenciar y separar para ponernos de lleno en este partido, era un partido peligroso para nosotros, en momentos favorables no lo pudimos sostener”, señaló.

Siguiendo con el desarrollo del encuentro frente al Al Ain, Gallardo dijo: “Sabíamos que nos iban a complicar con al pelota parada y de contraolpe, dependía de nosotros el partido, de la buena calidad de pases. Cuando se presentó favorable nunca lo pudimos sostener por desatenciones y malas decisiones”.