Kawhi Leonard no se fue para nada bien de los San Antonio Spurs.

En la noche del jueves, quien  iba a ser el líder de los “nuevos Spurs” regresaba al AT&T Center de San Antonio por primera vez tras su alejamiento, y por eso se convirtió en el centro de atención de la prensa…y también de la gente.

Ni bien los jugadores de los Toronto Raptors salieron a practicar en la previa al partido, Kawhi se dio cuenta que la noche no iba a ser tranquila.

¡Traidor! ¡Traidor! ¡Traidor! fue la hiriente palabra que Leonard escuchó de parte de los aficionados que ya se encontraba en el estadio.

Esa palabra, más los silbidos y abucheos, y algunos carteles que los hinchas exhibieron en ciertos sectores de la cancha, fue lo que debió soportar.

“Me sentí mal por ello (refiriéndose a los insultos). Kawhi es un chico de gran carácter. Todos tomamos decisiones en nuestras vidas sobre lo que queremos para nuestros futuros, y él tiene el mismo derecho que cualquiera. Así que, sinceramente, me sentí mal por los abucheos,  dijo Greg Popovich, quien abrazó a Leonard tras el partido.

A pesar de todo, Leonard se las ingenió para marcar 21 puntos, capturar un rebote, repartir cinco asistencias y robar dos balones, pero al final de la noche su equipo cayó por 125-107.

“Probablemente los esperaba. Pero los acepté y disfruté el momento, y sólo me hará mejor para el futuro. Me sentí bien, lo único que faltó fue la victoria. El pasado está en el pasado”, comentó Kawhi.

Foto: NBA