Gustavo Alfaro, entrenador de Boca, no esquivó hoy la consulta sobre ninguno de los nombres que pueden llegar o marcharse de la institución. En ese sentido, manifestó que “la idea es hacer un equilibrio entre lo que se pueda ir y lo que puede llegar”.

“No hay cuestiones resueltas más allá de que hay negociaciones iniciadas. Hay que avanzar en determinados lugares pero no podés definir porque hay situaciones de éxodos que no terminan de resolverse”, afirmó Alfaro en una extensa conferencia de prensa realizada en Cardales.

El mediocampo es la zona de la cancha donde mayor incertidumbre tiene el entrenador, por las probables partidas de Pablo Pérez, Nahitan Nández y Wilmar Barrios, y las posibles llegadas de Iván Marcone, Jorman Campuzano y Angel González.

Alfaro se refirió a cada uno de ellos, además de otros nombres como los de José Luis Palomino y señaló que está “viendo en función de donde se abre un espacio y cómo cubrirlo”.

Las siguientes fueron las consideraciones de Alfaro sobre posibles refuerzos y partidas:

Palomino: “Está la voluntad del jugador y la intención de Boca de querer traerlo. Hay negociaciones y cierta resistencia del club de dejarlo salir. Estamos en un impasse. No es el único nombre que estamos trabajando. Si vemos que la situación en determinado momento no avanza, iremos por la otra opción que tenemos”.

Iván Marcone: “Lo conozco porque lo dirigí cuatro años y pude hacerlo debutar, como a Benedetto. Tuvo un año fantástico en Cruz Azul, fue a plantear la inquietud de este desafío que se le presentaba y ha conseguido la posibilidad de que pueda entablar negociaciones, que ya se están gestando de club a club”.

Jorman Campuzano: “Ya hablé con el jugador y está prácticamente resuelto. Sólo falta tiempo por cuestiones internas de Atlético Nacional”.

Nahitan Nández: “Tiene una propuesta que es muy buena y él dijo que si se da, se da, y sino, no tiene problemas en quedarse en Boca. Yo la propuesta se la pateo, pero es algo que escapa a mi posibilidad”.

Angel González: “Está en la lista, pero el precio que nos pasaron es elevado y nosotros tenemos variantes en esa zona. Necesitamos jugadores que el 27 se pongan la camiseta de Boca y vengan a jugar. Lo de Angel sería una apuesta más a futuro”.