Kevin Benavides tuvo un paso no del todo bueno por la etapa maratón del Dakar Perú 2019, disputada desde Arequipa a Moquegua. El salteño, que comenzó la cuarta jornada de esta prueba en la segunda posición de la general, retrocedió cuatro casilleros en ese clasificador y terminó el jueves sexto.

De todos modos, para el piloto del norte argentino no fueron todas malas noticias porque finalizó los 405 kilómetros de especial sin daños en su moto. No es ese un dato menor, si se toma en cuenta que no se permitían vehículos de asistencia en el camino, ni tampoco la ayuda de mecánicos al finalizar la actividad.

“Hoy fue un día muy distinto. Cambió muchísimo el terreno y pasamos a uno mucho más duro, con mucho fesh fesh, mucho polvo. Fue una etapa larga también, de 400 kilómetros. Era importante cuidar la moto, ya que es una etapa maratón, en la que no tenemos asistencia. Por suerte, la moto está bien, así que no tenemos que hacer mucho para el mantenimiento de mañana”, comentó Benavides en el sitio web oficial del Dakar.

El salteño finalizó hoy noveno, a 15m 40s del estadonidense Ricky Brabec, ganador de la etapa y nuevo líder de la general, con 2m 19s de ventaja sobre el chileno Pablo Quintanilla, su escolta, y 9m 1s de diferencia sobre el piloto argentino.

La quinta etapa del Dakar, la última antes de la jornada de descanso, se disputará mañana en sentido inverso, desde Moquegua a Arequipa, con un especial de 345 kilómetros.

Foto: Antonin Vincent / DPPI / www.dakar.com