El tenista cordobés Juan Ignacio Londero se clasificó para jugar mañana la final del Córdoba Open tras derrotar con una inusitada sencillez al bonaerense Federico Delbonis.

Londero, quien ingresó al cuadro principal tras recibir un wild card, necesitó sólo sesenta minutos para doblegar a Delbonis, 77 del ranking de la ATP, por un contundente 6-1 y 6-0.

“Este es un momento muy emocionante, es algo increíble. Todavía no entiendo nada. Jugué un gran partido, queda uno más, y por eso sólo quedar dar un último esfuerzo“, expresó Londero al final del partido.

Y convendrá aclarar que no hubo un partido, hasta podría decirse que fue una exhibición de Londero que, a lo largo de sesenta minutos, no sólo impuso su juego sobre el de Delbonis, sino que tampoco le dio a su rival la más mínima chance de meterse en el partido.

La superioridad de Londero fue tal, que en el primer set, Delbonis no tuvo tiro ganadores; le quebraron el saque en dos ocasiones, y cometió 14 errores no forzados.

Londero puede cerrar mañana, por distintos motivos, una semana que quedará grabada en su historia deportiva, la cual podría coronarse además con su primer título ATP, y el salto al lugar número 69 del escalafón mundial.

Casi nada.