Jugadores, dirigentes e hinchas del Nantes homenajearon hoy, antes del partido frente al Nimes por la Liga 1 de Francia, al delantero argentino Emiliano Sala.

La previa al encuentro tuvo una gran dosis emotiva, ya que este era el primer encuentro que jugaba el Nantes, luego de que se confirmara la muerte del delantero argentino.

Quizá los jugadores ingresando al campo de juego luciendo cada uno su camiseta con el apellido “Sala” en sus espaldas en lugar del propio, haya sido el homenaje que resumió todos los homenajes.

Pero antes de que la pelota comenzara a rodar, muchos hinchas realizaron un “momento de meditación”, organizado por la dirigencia, frente a esa especie de santuario que se armó, desde que se conociera el accidente, en el ingreso a las instalaciones del club.

Por supuesto que la imagen de los hinchas coreando el nombre de Sala, y aplaudiendo, aún con el partido jugándose, fue conmovedora.

“Un domingo para Emi”, esa fue la consigna de todo Nantes, en un domingo distinto.