El arquero de Newell’s Alan Aguerre fue la figura del clásico contra Central porque gracias a sus atajadas en el final del partido, su equipo no terminó perdiendo en pleno Parque Independencia.

El guardavalla se lamentó por no haber podido “ganar” el encuentro, aunque afirmó que “el empate” 0-0 fue un resultado “justo”.

Desde su visión en el campo de juego, aseguró: “En el primer tiempo al partido lo teníamos controlado con ellos que se replegaban en su campo y nosotros que no encontrábamos los espacios para generar situaciones contra su arco. En el complemento cambiaron la estrategia con los ingresos de (Germán) Herrera y (Pablo) Becker. Me parece que encontraron frescura con los cambios. La jugada más peligrosa fue el cabezazo de Herrera porque desvió el trayecto de la pelota que se iba para afuera”.

“Igualmente, las oportunidades que crearon fueron por errores propios. Para mí fue justo el empate y el árbitro hizo un buen partido en el cual se habló demasiado. Y el penal que reclamaron no fue falta (por la supuesta infracción de Maximiliano Rodríguez sobre Washington Camacho dentro del área en la primera etapa). Nosotros queríamos ganar el partido, hubiese sido importante para lo que viene en el campeonato, pero no encontramos el gol”, agregó.

El plantel tuvo la jornada de hoy para descansar y mañana retornará a los entrenamientos, ya pensando en el partido del sábado ante San Lorenzo, en el Nuevo Gasómetro.