Esteban Andrada manifestó hoy su “bronca” por el partido que se le escapó a Boca Juniors sobre el final ante Belgrano de Córdoba, porque el xeneize estaba “cerquita de los tres puntos”.

“Con bronca, porque estábamos cerquita de los tres puntos. En el primer tiempo intentamos jugar y no se podía, teníamos que controlar con dos o tres toques. Después, Belgrano con empuje se nos venía, se hacían fuertes en la pelota quieta y con un rebote nos empataron”, lamentó el arquero, a la vez que se quejaba del estado del campo de juego.

Boca perdió una buena chance de descontarle más a Racing Club, líder de la Superliga, que más temprano había caído con River Plate. De todos modos, el futbolista aseguró que el conjunto de la ribera va a “dar pelea hasta lo último”.

“No depende de nosotros, pero hay que dar pelea hasta lo último. Trataremos de sumar en los próximos partidos de a tres para poder pelear el campeonato. Sabíamos que Racing había perdido y teníamos una posibilidad muy grande de acercarnos. Tratamos de aguantarlo hasta lo último y no se pudo”, manifestó.

Andrada fue la figura de su equipo, con grandes atajadas.

“Uno trata de ayudar al equipo, que hace un esfuerzo muy grande durante los noventa minutos. Tengo que responder porque estoy en un equipo de los más grandes, y cuando estás en un equipo grande no te llegan mucho, pero cuando te llegan, tenés que estar”, indicó.

Finalmente, pidió “paciencia” para un conjunto que tuvo “un recambio muy grande” respecto del que jugó la final de la última Copa Libertadores.

“Hubo un recambio muy grande. Hay que tener paciencia y de a poco iremos mejorando”, vaticinó.

El plantel de Boca llegó recién durante este mediodía a Buenos Aires, luego de la postergación de su vuelo desde Córdoba por tormentas.