Quizás el horario, o la presión por acercarse nuevamente a Racing. O tal vez, en sentido contrario, por el alivio del deber cumplido, el de haber clasificado a la Libertadores 2020. Lo cierto es que a Defensa y Justicia le costó demasiado el partido de esta mañana ante Patronato en Paraná, por la fecha 23 de la Superliga.

El inoportuno tropiezo sufrido por el equipo de Sebastián Beccacece con la derrota por 2-0 ante el equipo entrerriano, que logró tres puntos vitales en su lucha por evitar el descenso, le dejó servida la consagración a Racing.

La Academia, que mantuvo la distancia de cuatro puntos que logró con su triunfo ante Belgrano, se asegurará el título en la próxima fecha, la penúltima, si vence como visitante a Tigre.

Fueron errores propios los que dejaron con las manos vacías al Halcón de Florencio Varela. Una ingenua mano dentro del área de Rafael Delgado (un gran acierto del árbitro Ariel Penel) le permitió a Gabriel Carabajal abrir la cuenta para Patronato, de penal, a los 6 del complemento.

Defensa y Justicia volvió a fallar a los 31, aunque la jugada, en su desarrollo, incluyó una posición indebida de Gastón Gil Romero, que no fue detectada por la terna arbitral.

Germán Berterame, de cabeza, anticipó una salida apresurada de Ezequiel Unsaín y prácticamente diluyó las esperanzas del equipo de Varela de modificar el destino del juego.

Lejos estuvo el conjunto visitante de sus mejores producciones. Es cierto que Patronato le cerró todos los caminos, pero también lo es que Defensa y Justicia no mostró ni por asomo las variantes que usualmente expone en cada partido.

Apagados Domingo Blanco y Leonel Miranda, sus acciones dependieron de lo que realizaran principalmente quienes llegaban por los extremos. Con una defensa local capacitada para repeler los ataques aéreos, los intentos del Halcón resultaron infructuosos.

Patronato, que terminó con un hombre menos por la expulsión en tiempo adicionado de Lautaro Geminiani, se aferró a la ventaja y la defendió con todo lo que tuvo a su alcance. Cómo no hacerlo si los tres puntos lo sacaban de la zona de descenso, tal como sucedió.

El público que llenó casi todos los rincones del estadio Presbítero Bartolomé Grella celebró una victoria importantísima para sus aspiraciones de seguir en la Superliga, que permitió sacarle el máximo provecho a las caídas de San Martín de San Juan y Belgrano.

Defensa, que sufrió su segunda derrota en el torneo, deberá esperar ahora un revés de Racing en su próximo compromiso, para llegar con chances al partido de la última fecha ante la Academia en el Cilindro de Avellaneda.

Síntesis:

Patronato: Sebastián Bértoli; Lautaro Geminiani, Dylan Gissi, Matías Escudero, Bruno Urribarri; Gabriel Compagnucci, Federico Bravo, Gastón Gil Romero, Gabriel Carabajal; Germán Berterame y Gabriel Avalos. Director técnico: Mario Sciaqua.

Defensa y Justicia: Ezequiel Unsaín; Julio González, Lisandro Martínez, Alexander Barboza, Rafael Delgado; Domingo Blanco, Leonel Miranda, Fernando Barrientos; Ciro Rius, Nicolás Fernández y Matías Rojas. Director técnico: Sebastián Beccacece.

Goles, en el segundo tiempo: 6m, de penal, Carabajal (P); 31m, Berterame (P).

Cambios, en el segundo tiempo: 11m, Fernando Márquez por Barrientos (D); 27m, Jacobo Mansilla por Ávalos (P); 29m, Alexis Castro por Delgado (D); 37m, Ezequiel Rescaldani por Berterame (P); 38m, Renzo Vera por Carabajal (P); 44m , Bautista Merlini por Rojas (D).

Incidencias, en el segundo tiempo: 46m, expulsado Geminiani (P).

Árbitro: Ariel Penel.

Estadio: Presbítero Bartolomé Grella.

Foto: Prensa Defensa y Justicia.