Sergio “Maravilla” Martínez podría volver a calzarse los guantes a los 44 años, y nada menos que en una revancha ante Julio César Chávez Junior, a quien le ganó el título mundial CMB de los medianos el 15 de septiembre de 2012.

Durante una entrevista conjunta que brindaron hoy ambos púgiles en ESPN, se desafiaron, pusieron como meses tentativos septiembre u octubre de este año y hasta acordaron el peso en 77,110 kilos (170 libras).

Luego del amago del año pasado, que finalmente quedó en la nada, esta vez acordaron cara a cara volver a verse en un cuadrilátero. Claro, ahora comenzarán las negociaciones por las bolsas, con las cadenas televisivas, las sedes y demás detalles.

Para “Maravilla” sería posiblemente su último gran gusto arriba de un ring. No pelea desde que el 7 de junio de 2014 perdió el título ante Miguel Cotto en el Madison Square Garden, de Nueva York.

Para Chávez, en cambio, será una revancha personal. Porque cuando perdió por decisión unánime en Las Vegas no solo se le fue el cinturón. Cayó en un pozo anímico que lo metió en las drogas e influyó en su nivel boxístico de sus siguientes años.