Talleres se impuso como local por 3-2 ante Atlético Tucumán, en el encuentro de ida de los octavos de final de la Copa Superliga.

Sin embargo, el resultado final no dejó para nada conforme al conjunto cordobés, porque le dio mayores chances de revertir la serie en la revancha al Decano, que redujo la ventaja en los minutos finales, cuando jugaba con nueve futbolistas.

La presencia de público de ambos equipos le dio al encuentro un clima especial. Claro que el contexto quizás hubiera pasado inadvertido si desde el campo de juego del estadio Mario Alberto Kempes no hubieran entregado un espectáculo atractivo, tal como sucedió.

En un capítulo inicial que en gran parte de su desarrollo fue vertiginoso, Sebastián Palacios estableció la ventaja inicial, a los 15 minutos.

El extremo tucumano hizo una diagonal propia de un centrodelantero, recibió un pase filtrado preciso de Mauro Ortiz, y definió con el arco vacío, luego de eludir a Cristian Luchetti.

Sin embargo, Talleres, que reclamó penal en no menos de dos ocasiones por supuestas faltas dentro del área del Decano, no volvió a lograr profundidad sino a través de un intento del colombiano Dayro Moreno, y el equipo tucumano alcanzó el empate.

Fue a los 40, cuando Javier Toledo, a quien Guido Herrera le ahogó el grito en los primeros minutos del juego, tocó en soledad al fondo del arco, luego de un envío de Leandro Díaz desde el sector izquierdo del área, que nadie llegó a interceptar.

El conjunto local estuvo a nada de marcharse al descanso en ventaja, pero Luchetti, con la punta de sus dedos, desvió por encima del travesaño un remate potente de Ortiz, a los 45.

La leve supremacía que había ejercido el equipo de Juan Pablo Vojvoda en el capítulo inicial la reflejó en el marcador recién en el complemento, en ambas ocasiones a través de Moreno.

A los 9, el delantero colombiano fue a buscar por detrás de toda la defensa un envío desde un tiro libre de Tomás Pochettino que se desvió en Gervasio Núñez, y empujó a la red por detrás de Luchetti.

Moreno repitió a los 32, después de la expulsión por doble amarilla de Bruno Bianchi y antes de la roja directa que vio Ricardo Noir, minutos después de su ingreso.

Otra vez el atacante cafetero recibió de Pochettino, uno de los valores destacados del local, y de cabeza estiró la ventaja para Talleres.

Toledo, dos minutos antes de cumplirse el tiempo reglamentario, aprovechó una distracción de la T y, con un cabezazo, logró la difícil misión de reducir la brecha en el resultado y darle vida al equipo de Ricardo Zielinski con vistas al desquite del sábado 4 de mayo en Tucumán.

El equipo cordobés, que accedió a esta fase luego de ganarle por penales la eliminatoria a San Martín de San Juan, quedó con una ventaja mucho más corta de la que pudo sacar como local.

Atlético Tucumán, que se clasificó directamente a octavos por haber terminado dentro de los primeros seis puestos de la última Superliga, se volverá para esa provincia con un resultado que deja la serie muy abierta.

El ganador de esta serie jugará en cuartos de final con el vencedor de River Plate-Aldosivi de Mar del Plata.

Síntesis:

Talleres: Guido Herrera; Nahuel Tenaglia, Miguel Araujo, Juan Cruz Komar, Enzo Díaz; Tomás Pochettino, Andrés Cubas, Juan Ramírez; Mauro Ortiz, Dayro Moreno y Sebastián Palacios. Director técnico: Juan Pablo Vojvoda.

Atlético Tucumán: Cristian Lucchetti; José San Román, Bruno Bianchi, Yonathan Cabral, Mathías Abero; David Barbona, Juan Mercier, Rodrigo Aliendro, Gervasio Núñez; Leandro Díaz y Javier Toledo. Director técnico: Ricardo Zielinski.

Goles, en el primer tiempo: 15m, Palacios (T); 40m, Toledo (AT).

Goles, en el segundo tiempo: 9m, Moreno (T); 32m, Moreno (T); 43m, Toledo (AT).

Cambios, segundo tiempo: 18m, Fabio Álvarez por Mercier (AT); 24m, Ricardo Noir por Toledo (AT); 28m, Franco Sbuttoni por Núñez (AT); 39m, Junior Arias por (T).

Incidencias, en el segundo tiempo: 25m, expulsado Bianchi (AT); 35m, expulsado Noir (AT).

Árbitro: Nicolás Lamolina.

Estadio: Mario Alberto Kempes.