El TAS fallará el miércoles sobre el “Caso Semenya”

Caster Semenya es una estrella del atletismo mundial. La sudafricana es bicampeona olímpica y tricampeona mundial en los 800 metros, pero vive una pesadilla.

La sudafricana es mujer, se siente mujer y desea competir entre mujeres, pero un desorden de desarrollo sexual hace que su cuerpo produzca alrededor del triple de testosterona que los de sus congéneres.

Desde que logró sus primeros títulos, fue señalada por varias de sus rivales y hasta debió someterse a estudios para probar su condición de mujer.

Para buscar un “emparejamiento”, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, según sus siglas en inglés) estableció hace un año que todas las atletas que presenten más de 5 nanomoles de testosterona por litro de sangre deberán bajarla durante los seis meses anteriores a cada competencia mediante la utilización de estrógenos,

Si, los que luchan contra el dopaje les exigen a las deportistas que alteren su naturaleza artificialmente para las carreras de hasta 1500 metros y las pruebas de lanzamientos.

Por eso, Semenya se presentó ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para revertir la nueva norma, que desde ese momento se encuentra en suspenso.

Entre los argumentos presentados, se aclara que no necesariamente una mayor cantidad de testosterona producida de manera natural produce el efecto anabolizante que podría generar el agregado artificial de la misma.

En su lucha, la campeona en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016 incluso ha conseguido el apoyo de Naciones Unidas, que instó a la IAAF a revertir su postura.

En este contexto, el TAS anunció que el próximo miércoles dará su veredicto, que será histórico para el atletismo mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *