Leonardo Madelón admitió que no tuvo las mejores sensaciones cuando Tigre alcanzó el descuento en el encuentro que disputaron esta noche en Victoria. Es que en el último partido en el que se habían enfrentado, por la fecha 22 de la Superliga, a Unión se le diluyó una ventaja de dos goles y tuvo que conformarse con un empate.

En la ida de la Copa de la Superliga esto no sucedió, y el equipo santafesino se impuso por 2-1 en el José Dellagiovana, aunque el técnico del Tatengue reconoció que tuvo “miedo que sea el calco” de aquel juego, disputado en marzo pasado.

“Veía que había más posibilidades de aumentar, más con la expulsión y alguna lesión que tuvieron en el camino. Ahora hay que pensar en otra final para el sábado”, aseguró en relación a la revancha en el estadio 15 de Abril.

Además, en rueda de prensa, Madelón sostuvo que quedó “conforme con el rendimiento de todos”.

“Era un partido que lo manejamos bien, para ganarlo más cómodo, pero Tigre tiene buenos jugadores y venía de ganar muchos partidos”, agregó.

Por último, indicó: “Me gustó mucho el equipo. Los jugadores estaban golpeados porque querían una diferencia más grande pero les dije que hicieron un gran partido y que tienen sangre ganadora“.