El micro que trasladó a Boca Juniors al estadio “Malvinas Argentinas” de Mendoza, donde se juega la final de la Supercopa Argentina frente a Rosario Central, fue atacado en la inmediaciones del Parque General San Martín.

No pasó nada, está todo bien. Fue algo rápido. Nos cruzamos con hinchas de Central pero no se rompió nada. Parece que vamos a una guerra, pero es un partido de fútbol”,  Darío Ebertz, conductor del micro en declaraciones a TyC Sports.

Esta es la segunda agresión que recibió el plantel de Boca en apenas una semana, ya que el micro que lo trasladó al mismo escenario para jugar contra Godoy Cruz por la Copa de la Superliga, también fue atacado.