El plantel de Boca Juniors retornó hoy a Buenos Aires y por la tarde ya volvió a los entrenamientos, de cara al partido del próximo domingo frente a Godoy Cruz por la vuelta de los octavos de final de la Copa Superliga.

Los que no jugaron o ingresaron como suplentes en la consagración de anoche en la Supercopa Argentina realizaron en el complejo Pedro Pompilio un circuito de actividades variadas, que combinaron algunas con pelota y otras de velocidad.

Teniendo en cuenta el ajustado 2-1 que deberá defender, se espera que Gustavo Alfaro evalúe la condición de quienes sumaron más minutos frente a Rosario Central y ponga el mejor once inicial posible en La Bombonera.